c a r g a n d o . . .

Blog

Bienvenido a nuestro Blog donde tendrás acceso a artículos de actualidad sobre nuestras experiencias de viajes, consejos, trucos practicos y recomendaciones sobre los diferentes destinos visitados con una visión particular, crítica, diferente y la experiencia del personal de Florida Travel. ¡Mantente informado! 

  • Inicio
  • Blog
  • Riviera Maya. ¡Tanto por descubrir!

Riviera Maya. ¡Tanto por descubrir!

Tulum
10 Jun 2019

¡Por fin la Rivera Maya!

Después de muchos años de espera, vendiendo un producto clásico,  que desconocía totalmente,  con expectativas muy altas y una incertidumbre aun mayor debido a la supuesta peligrosidad de México, ponemos por fin rumbo a la Ribera Maya.

La primera en la frente. Playas llenas de algas y sargazo. Muy a tener en cuenta para el futuro. Este problema “ecológico” ya no tiene solución. Las playas blancas y aguas turquesas se tornan en playas sucias y agua como para chocolate. Numerosos operarios se afanan a primera hora de la mañana en intentar limpiar las playas y el mar para tenerlas adecentadas para los clientes de los hoteles, tarea titánica luchando contra los elementos. Según en qué zonas de la península del Yucatán y qué época del año está más o menos afectada por el sargazo. Repito, muy a tener en cuenta porque si viajas de turismo de sol y playa el fiasco puede ser monumental.

Afortunadamente no es nuestra intención estar todo el día tumbados en la playa. Aprovechando el jet lag nos damos un chapuzón mañanero y listos para la guerra.

Nuestra primera actividad, sin contar las comilonas picantes, se trata de snorkel en el cenote Taak Bi HA.

Una primera toma de contacto espectacular, la sensación de entrar en las profundidades de la tierra y descubrir estas grutas naturales inundadas con iluminación y el poder bucear en ellas es algo que uno no se esperaba hacer en esta vida. Gracias a la profesionalidad y acompañamiento de nuestra guía sub-acuática Andrea de Cenote Tours. Nuestra segunda parada de buceo fue en el Cenote SacActun, con un final espectacular digno de película de Indiana Jones con una abertura en el techo donde se cuelan los rayos del sol, arboles que crecen hacia y a través e incluso tuvimos la visita del pájaro Toh cuya leyenda dice que los exploradores los usaban para encontrar los cenotes y agua fresca. Ni que decir que este tipo de actividades han de ser siempre contratadas a profesionales y expertos.  Más aun cuando hablamos de bucear en cavernas.

Al día siguiente y ante nuestra sorpresa nos dispusimos a hacer un bautismo de buceo con botellas en “Casa Cenote”. Supervisados por nuestra guía Andrea y con las máximas precauciones y con toda la tranquilidad del mundo nos disponemos a hacer una inmersión en este espectacular cenote. Rodeados de selva y  con cañones espectaculares en la profundidad nos adentrábamos en  este mundo subacuático como un cuento mágico tipo Narnia donde nos escurrimos entre cañones subacuáticos.  En dicho cenote habita “Pancho” un cordial cocodrilo que mantiene a ralla a los turistas que no se comportan con la naturaleza.

Espectacular foto que tomó nuestra amiga Andrea de un ave lanzándose a la caza submarina y el cual fue cazado buceando por debajo de mis aletas expulsando burbujas de aire. (Mirar fotos). Una experiencia de hermanamiento con la naturaleza y el misterio Maya de los cenotes.

Todo esto bien aderezado con una típica comida Mexicana con sus tortitas,  burritos y cerveza “Doble Equis “, bien fría para recuperar fuerzas.

En nuestra tercera etapa nos dispusimos a ir a la caza del tiburón ballena. Una excursión agotadora por los tremendos vaivenes de la lancha rápida ya que hay que navegar bastantes millas mar adentro para la búsqueda del pez y los requisitos físicos para nadar y bucear para situarse en paralelo al tiburón.  A todo ello le sumas un sol abrasador que quema al más valiente de los morenos. Este pez filtrador de plancton es totalmente inofensivo aunque si lo ves venir de frente ten cuidado no te trague ya que al tener los ojos a los lados su visual no es muy buena. ¡Pues dicho y hecho!  Allá que nos zambullimos varias veces, (sube, baja, sube-baja, nada corriendo como Michael Phelps y vuelve a subir…), en una de ellas que me sitúo en paralelo al mismo ritmo que el tiburón con la imprudencia que bajé de la lancha sin que el monitor fuera consciente de ello, (así ocurren los accidentes), embelesado con la natación junto al tiburón, en cuanto miré al frente vi la enorme boca abierta justo en frente de mi cara. Semejante susto no se olvida jamás. El tiburón ágil como pez en el agua me sorteó hundiéndose en las profundidades del Mar Caribe. A todo esto mi monitor y compañero pensando…  ¿Quién era el loco aquel que casi se lo traga el tiburón? , cuando se dieron cuenta que era uno de su grupo.

Experiencia increíble pero como he comentado muy dura físicamente no apta para todos los públicos. Alguna echó las papas en la embarcación.

En estas latitudes cerca del ecuador de nada sirve tener la piel morena ni protector factor 50. Hay que llevar la piel cubierta de todo el cuerpo para prevenir quemaduras. Manga larga, gorros y factor de protección total.

La excursión se completa con snorkel y parada en Isla Mujeres, donde encontramos playas catalogadas dentro de las 10 mejore del mundo. Sin Sargazo. Huyendo del sol abrasador dimos buena cuenta de una parrillada en un chiringuito de playa. Creo que jamás me he tomado una cerveza tan buena, fresca y necesitada en un chiringuito de playa.

Seguimos nuestro trepidante ritmo de actividades al día siguiente con visita a las ruinas Mayas de Cobá.  Elegimos Cobá en vez de Chichen Itzá por ser “diferente” y por que actualmente tiene la única  pirámide que aun se puede escalar. Cobá tiene un encanto especial al estar sumergido en la selva.  Muy recomendable si aprieta el calor alquilar unas bicis pues se andan un par de kilómetros antes de llegar a la pirámide principal.  

Destacar que al tercer día decidimos coger un coche de alquiler al ver que aquí todo el mundo trata de tenerte subyugado a los servicios turísticos para poder sacar el máximo rendimiento al turista, así que una vez controlado el territorio pasamos a la independencia para la logística y transporte.

Nuestro quinto día lo dedicamos a chamanes, purificación del alma mediante la magia,  amigos, visita resorts y vista de Playa del Carmen. Definitivamente para los que no van de playa y all inclusive hay que estar cerca de Playa del Carmen por su amplia oferta de ocio y restauración.

Y al sexto día me pidió por favor que lo dejará descansar en el hotel y en la piscina !!! La verdad que del todo incluido solo aprovechamos el desayuno. Por la mañana decidí ir solo y por cuenta propia a Tulum. No podía irme sin ver Tulum así que allí me planté a las 08.50 am antes de que abrieran al público y disfruté  de este maravilloso enclave Maya en la costa para mí solo, sin turistas a mi ritmo de descubrimiento. La verdad que pocos lugares en el mundo desprenden tanta magia al lado del mar como Tulum. Esa mezcla de misterio Maya combinado con playas de arena blanca y cocoteros cayendo hacia el mar.

 Resumiendo. La Rivera Maya tiene una oferta de ocio inagotable. Destino digno de repetir cuantas veces haga falta. Sus gentes son amables y cordiales, algo muy importante en el Caribe ya que no todos los países tiene la gente esa nobleza.

Sin lugar a dudas repetiremos.

R. Lillo.

Acceso al video foto-montaje del viaje.

https://www.youtube.com/watch?v=CRE8MsQZT5M

¡Comparte esta noticia!
¡Suscríbete a nuestra newsletter!

Sé el primero en enterarte de todas nuestras novedades en viajes